Camacho Espina en “Pocas luces y muchas sombras”

Camacho también pertenece a la ideología comunista, lo que le hace un gran simpatizante de la teoría del “Social Darwinismo”, fuente del salvajismo comunista

Acabo de escuchar una entrevista hecha a Camacho Espina en el programa de radio Luces y sombras, a la que sugiero se le cambie el nombre por “Pocas luces y muchas sombras” tras haberla soportado durante una media hora alternando las carcajadas con el sueño.  Aunque también he sentido una sensación de impotencia de que algo se está haciendo mal para que teorías tan disparatadas e información tan errónea cuando no fraudulenta, esté llegando cada vez más al público. La presentadora de Luces y Sombras, con una verborrea propia del sector de la hostelería le ha dado un suave masaje a Camacho, a modo de “entrevista”. Respecto a Camacho ha vuelto a decir lo que se esperaba, nada nuevo, respecto a teorías del propio difunto masón Zecharia Sitchin, que sería intimo amigo del ufólogo  y  extrañamente también demonólogo y exhorcista Corrado Balducci, miembro de la Curia del Vaticano. Como todos sabemos la nueva era es evolucionista, es decir, es una religión falsa sincretizada con una ciencia falsa, lo que la convierte en un aparente gran bola de nieve, pero  hueca, endeble en su interior. Es menester recordar que en un principio la Nueva era fue creacionista, como dejan claro los escritos de Helena Blavatsky, si bien mediante la corriente Luciferanista,  que por cierto también pertenecía a la masonería y fue una de las fundadoras de la Sociedad Teosófica (1875), la madre de todas las teorías y de la religión de Camacho Espina. Sin embargo un Sacerdote jesuita y paleontólogo años más tarde cambiaría esta creencia hacia el evolucionismo, se trata de Teilard de Chardin, autor de una de los mayores escándalos de la paleontología conocida como la “estafa del hombre de Piltdown”. Después este jesuita pasaría a ser un prolífico autor de la Nueva era, -referente de no pocos autores posteriores-, siendo uno de sus mayores logros la creación de la hipótesis de la Noosfera, que daría lugar a la hipótesis de Gaia de Lovelock. Hay que decir que Camacho también pertenece a la ideología comunista, lo que le hace un gran simpatizante de la teoría del “Social Darwinismo”, fuente del salvajismo comunista y que produjo el mayor daño a la humanidad. Como decía Marx “la historia de la humanidad es la historia de las luchas de clases”. Marx llegó a escribir a Lasalle afirmando sobre “El origen de las especies”: “El libro de Darwin es muy importante y me sirve como un fundamento en la ciencia natural para (explicar) la lucha de clases en la historia”.  Con este coctel de Nueva era, evolucionismo y comunismo, sumado a un toque de voz varonil (para nada forzada), perfecta entonación y gestos con las manos entre el Hip-hop y Eduardo Manos Tijeras tenemos al Gran Camacho y sus prestadas y extrañas masturbaciones mentales, recogidas también de otro (todavía) jesuita Salvador Freixedo y su granja humana , las cuales escupe sin complejo alguno allá donde se le invita.

no existe ninguna muestra en el registro fósil que avale la evolución de un dinosaurio a un reptil de forma homínida, es decir, ninguna forma transicional intermedia

En realidad la teoría que difunde la Nueva era es en sí misma una mala falsificación de la Biblia. Aunque en este caso, Camacho se ha hecho un pequeño lío, ya que no ha hablado de extraterrestres, sino de intraterrestres, lo cual puede chocar frontalmente con otras teorías suyas, de que los reptilianos o Annunakis eran de origen extraterrestre. David Icke en sus libros si que salva este “pequeño” esperpento, al decir que los reptilianos eran tanto extraterrestres como intraterrestres, Camacho no ha tenido tanta lucidez y  en esta charla ha reducido la teoría de los “reptilianos” o “reptodies” a un mero capricho de la evolución. El “himbestigador” de Valladolid nos cuenta que los “reptoides” aparecieron en la antigua Sumeria, porque adoraban a dioses con forma de reptil, pero, ¿qué evidencia existe de esto en el registro fósil?, la respuesta hasta día de hoy es ninguna, es más, no existe ninguna muestra en el registro fósil que avale la evolución de un dinosaurio a un reptil de forma homínida, es decir, ninguna forma transicional intermedia. De hecho el dato que pone de la evolución del hombre y el  Australopiteco no deja de ser otra falsedad de la evolución, ya que por ejemplo Lucy era un mono hecho derecho similar al chimpancé. Lucy no deja ser otro fraude de los evolucionistas como el Ramapitecus, hombre de Piltdown, Java o Pekin. Para información de Camacho y de sus “perspicaces” lectores, he de decir que el homo Sapiens coexistió con el Neandertal, lo que significa que uno no desciende del otro. Entonces si la evolución oficial no se sostiene de ninguna manera, ¿qué decir de la evolución de un dinosaurio a un reptil homínido de intelecto avanzado? A ver si te enteras Camacho, el registró fósil masacra la teoría de la evolución, en el registro fósil todas las especies de metazoos aparecen en el cámbrico, hace unos 550 M.a, con animales de organos complejos ya formados, como los trilobites, con ojos compuestos y una visión de alta tecnología. Otra anotación para nuestro parlanchín amigo es que el primer mamífero según la datación evolucionista apareció hace 66 M.a en el Cretácico superior, según Science, siendo una suerte de rata  de la que descenderían todos los mamíferos, incluida la ballena. El problema es que se ha hallado el fósil de una ballena de 49 M.a que no ha evolucionado, es decir, es como en nuestros días, aquí algo no cuadra Camacho. Pero lo mejor de todo es que no está para nada demostrado que el mamífero descienda del reptil por la ciencia, la paleontología una vez más no deja lugar a evidencia alguna. ¿Una largartija se transformó en una rata? venga ya!!! Hay que añadir que la desaparición repentina de ciertos tipos de animales, llamados también “la megafauna” fue producto del diluvió universal narrado en Génesis 7, y en las cultura hindú, griega, mapuche, maya… en todas las partes del mundo, en las principales culturas se describen historias que se asemejan al relato del Génesis, incluida en Sumueria, con la Epopeya de Gigalmesh (Nimrod). La posición de los reptiles que fueron sepultados por el diluvio es la de una criatura que estaba haciendo su vida normal, y de repente fue barrido por una gran capa de lodo, como la del resto de animales del registro fósil, si se presta atención, todos los seres hallados parecen estar vivos en el registro fósil. De la evolución de los reptiles, existe un “pequeño” inconveniente, los llamados “fósiles vivientes”, como por ejemplo el del cocodrilo, un animal que es ahora como lo fue hace 200 M, o las tortugas que son en la actualdiad tal como eran hace 300 M.a. La evolución no se cumple tampoco con los peces, como el celacanto, que existiendo a día de hoy, es idéntico a fósiles de hace 400. M.a.  No podía faltar en el discurso de Camacho el cerebro reptiliano que forma parte de la hipótesis del cerebro triple, creada un evolucionista llamado Paul MacLean y difundido por la Nueva era  mediante David Icke en “El mayor secreto”, que se agarró a esta hipótesis para que el cuadrase su “teoría de la conspiración”. Esta teoría está basada en que el cerebro se desarrolló separando el intelecto y la emoción, siendo criticada por los propios evolucionistas como “un romanticismo pasado de moda”. El cerebro humano es un sistema complejo que consta de de cien mil millones de células nerviosas, conectadas entre sí por 400 Km de fibras nerviosas, ¿como tal descomunal cantidad de conexiones se realizó por selección natural? Partiendo que uno y tan solo una forma permite un funcionamiento correcto del cerebro.

En fin, con “himbestigadores” como Camacho tenemos garantizada una versión de lo más ridícula y disparatada de la información alternativa y seria que sí nos afecta a todos de verdad. En este caso la pseudociencia de la evolución es usada por la Nueva para que le cuadren sus argumentos de que existieron seres reptilianos que evolucionaron de los dinosaurios. Pero no hay que odiar a Camacho, por esto, en verdad es un difusor de ideas prestadas que esconden el vacío que existe en su alma al abracar el ocultismo y oponerse al Dios verdadero y vivo de Abraham, Isaac y Jacob, por cuya simiente Jesucristo fueron benditas todas las naciones de la tierra. Los autores de la nueva era difundiendo estas ideas tienen en esta vida pasajera una oportunidad de tener notoriedad, gloria y fama, sin embargo tan solo siguen el camino de la perdición, por la doctrina de muerte que les dicta Satanás. Salid de la Nueva era amigos. “Juan 11:25 Jesús le dijo: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque muera, vivirá”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s