La mutación del gen STAG3 provoca infertilidad en mujeres

Un nuevo estudio vuelve a poner de manifiesto lo dañinas que son las mutaciones en nuestros días, como es el caso del gen STAG3, el cual cuando no es copiado correctamente produce una mutación que altera la fertilidad de las mujeres. En efecto, la complejidad y la perfección en el diseño de un gen, provoca que cualquier mutación, que como indica el artículo “la mutación se encuentra en las dos copias del gen, una heredada del padre y la otra de la madre lo que provoca la ausencia total de la proteína STAG3 y del complejo de cohesinas meióticas“.

Como se vio en un anterior artículo, recientemente se descubrió que el código genético poseía un lenguaje de programación, cuyo código es doble, lo que se puede comprar con un libro contenido dentro de otro libro. ¿Qué descerebrado puede pensar que un cambio aleatorio puede MEJORAR lo de por sí perfecto? (Por favor que ningún listo me salga con lo del ADN “chatarra”).

image

Distribución de codones en una base de 3 clases de bases

En el gran libro “La ciencia descubre a Dios podemos leer lo siguiente sobre las mutaciones:

Las  mutaciones  son  notablemente perjudiciales. Una proporción que se menciona a menudo  es  que  se  da  únicamente  una  mutación beneficiosa de cada mil dañinas, pero en realidad no  disponemos  de  datos  sólidos  al  respecto.  Sin embargo, no cabe duda de que, en lo que respecta a  las  mutaciones  aleatorias,  la  selección  natural tiene  que  vérselas  con  muchos  más  cambios dañinos que positivos. La evolución precisa ir en la dirección de las mejoras, no de la degeneración. Teniendo esto en cuenta, algunos cálculos suscitan el interrogante de cómo la raza humana ha logrado tan  siquiera  sobrevivir  tanto  tiempo  a  pesar  de probabilidades  tan  adversas.  Cabría  esperar  que casi cualquier tipo de cambio aleatorio accidental, como  una  mutación,  fuese  dañino,  puesto  que estamos ante seres vivos complejos. Los cambios en  tales  sistemas  normalmente  provocan  que  no trabajen  tan  bien  o  que  dejen  de  funcionar  por enteroCambiar  un  solo  aspecto  de  un  sistema complejo  puede  ser  perjudicial  para  otras  partes que  dependen  del  funcionamiento  de  la  parte alterada. A modo de ilustración, ¿cuántas mejoras esperaría el lector que se produjeran, mediante la inserción de cambios tipográficos accidentales, en la  página  que  está  leyendo?  Cuantos  más  se introduzcan,  peor  quedará.  Cuanto  más  complejo es un sistema, más difícil es cambiarlo de modo que siga funcionando.

Según el mismo libro podemos leer esta compleja y detallada explicación de como funciona el ADN en su conjunto. (Tomaros vuestro tiempo para leerlo).

El  propio  ADN  es  una  molécula compleja que tiene una forma que se asemeja en cierto modo a una escalera retorcida.  La molécula  consiste  en  unidades  básicas denominadas  nucleótidos  que  incorporan  un azúcar,  un  fosfato  y  las  primordiales  bases  que componen la información genética necesaria para que funcione una célula como Escherichia eolio. El ADN está constituido por cuatro clases de bases: la  adenina,  la  timina,  la  guanina  y  la  citosina (abreviadas  A,  T,  G  YC).  En  el  ARN  (ácido ribonucleico), similar al ADN e importante para la comunicación de información dentro de la célula, el uracilo (U) ocupa el lugar de la timina (T). El ADN  de  Escherichia  coli  comprende  4.639.221 bases individuales.

Las proteínas son moléculas polifacéticas que actúan  como  factorías  químicas  o  como  partes estructurales de las células. Están hechas a partir de docenas o hasta muchos cientos de moléculas más  simples,  verdaderos  bloques  constitutivos, denominadas aminoácidos. Los seres vivos tienen habitualmente  veinte  tipos  diferentes  de aminoácidos. En una proteína los aminoácidos se unen uno tras otro, como eslabones de una cadena o  como  las  cuentas  de  un  collar .Luego, la cadena se pliega sobre sí muchas veces, ayudada  normalmente  por  macromoléculas proteínicas  especiales,  llamadas  con  mucho acierto  chaperonas.  La  posición  de  los  diversos tipos  de  aminoácidos  en  la  cadena  determina  la forma  final  de  la  molécula.  La  forma  de  una proteína es sumamente importante para su función, y  solo  son  posibles  variaciones  menores  en  el orden  de  aminoácidos  para  que  la  proteína funcione  debidamente  en  el  tipo  apropiado  de molécula.

Cuando  la  célula  necesita  una  proteína específica,  se copia  una  porción  del  ADN adecuado a moléculas mensajeras de ARN. A su vez, estas son leídas por el ARN de transferencia, el cual, en combinación con moléculas especiales denominadas aminoacil – ARNt sintetasa -que son específicas  para  cada  clase  de  aminoácido-, coloca  los  aminoácidos  debidos  donde  son necesarios  en  la  proteína  que  se  ensambla.  Esto ocurre  en  estructuras  sumamente  especializadas denominadas ribosomas , que añaden aminoácidos a una velocidad de tres a cinco por segundo.  Los  propios  ribosomas  son  complejos, formados  con  unas  cincuenta  moléculas proteínicas  diferentes  y  de  mucho  ARN.  Un organismo de Escherichia coli alberga unos veinte mil.

¿Cómo  selecciona  la  célula  el  aminoácido apropiado  cuando  ensambla  una  molécula  de proteína?  Esto  se  realiza  mediante  el importantísimo  código  genético  formado  por  las bases A, T, C y G del ADN y por las bases A, U, C  y  G  del  ARN.  Los  ordenadores  funcionan usando  solo  dos  tipos  de  símbolos  básicos, mientras que, en cambio, los seres vivos emplean cuatro  bases.  Codificar  un  aminoácido  requiere tres bases. Por ejemplo, en el ARN, GGU codifica el  aminoácido  glicina,  y  CGC  codifica  el aminoácido  arginina.  El  triplete,  o  unidad,  de bases  que  codifica  un  aminoácido  se  denomina codón.  Otros codones ponen en marcha y detienen el proceso de la cadena de montaje que ensambla las proteínas. Puesto  que  hay  64  codones  posibles  y  solo  20 tipos  de  aminoácidos  en  los  seres  vivos,  varios codones diferentes formulan el mismo aminoácido. Los  seres  vivos  emplean  todos  los  codones posibles.

Pero lo mejor de todo es que el bueno de Ariel Roth, para cuando escribió el libo desconocía el doble lenguaje de los codones (duones).

En realidad, los nuevos resultados muestran que estos códigos realmente funcionan por separado y juntos. Mientras que un conjunto de codones especifica el orden de los aminoácidos para una proteína, la misma secuencia de letras de ADN también especifica dónde la maquinaria celular necesaria (factores de transcripción) está para enlazar con el gen para hacer el transcrito de ARN que codifica para una proteína. Como resultado de este nuevo descubrimiento, estos sitios de código de doble función en los exones se han etiquetado “Duons.” Los científicos apenas el año pasado informaron de que los factores de transcripción sujetan a algunos exones dentro de los genes, pero no entendían este sistema de doble código hasta ahora.

Es decir, si yo realizo un programa en Java, el interprete de líneas de código, en este caso la JVM (Máquina virtual de Java) haría una lectura secuencial del programa, es decir, línea por línea de código, pero después haría otras lecturas, como por ejemplo leer las líneas impares, vamos que tendríamos un programa dentro de otro, con el mismo código, ¡y me he quedado muy corto!, ya que este lenguaje escrito por los humanos se convertiría en unos y ceros en el llamado en Java “Bytecode”. Pero lo mejor de los genes es que tienen 4 bases, por lo que cada instrucción al procesador sería mucho más potente.

También cabe hablar de la selección natural, negativa en este caso que ha permitido la supervivencia de este gen. Esto demuestra una vez más que mediante la ley de la herencia de Mendel, el gen dominante aunque sea defectuoso como el STAG3, puede tener prioridad en el copiado del nuevo ser respecto a un gen sano que funciona perfectamente. Luego nada garantiza que una supuesta mejora evolutiva en un ser pase a la siguiente generación.

En definitiva, no dudéis por un instante que el l ADN es un complejo e intrincado lenguaje de programación que aún a día de hoy, con el conocimiento acumulado de 2 siglos escapa al conocimiento humano. Este lenguaje de programación codificado no pudo crearse por accidente mediante pequeñas milagrosas mutaciones. Este lenguaje esconde las matemáticas más complejas, la ingeniería más avanzada, el diseño más perfecto, que perpetua a “maquinarias biológicas” vivas a lo largo de generaciones sin intervención del hombre. Por tanto, rindámonos a la sabiduría del Creador y humillémonos ante Él, porque nosotros somos su gran obra, existimos gracias a Él, y la ciencia por mucho que la quieran torcer cada vez apunta más en su dirección.

http://www.20minutos.es/noticia/2078826/0/infertilidad-femenina/prematura/causas/

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s